EL BLOG DE CUADERNOS DE LA HISTORIETA ESPAÑOLA

Las literaturas de Kiosco. Autor: Francisco Alemán Sainz

 

 

Editado por la Editorial Planeta en 1975, con la colaboración de la Editora Nacional, este libro nos ofrece un repaso a los principales autores y clásicos de la literatura de Kiosco. Tarzán, El Hombre invisible, Jim Wallace, James Bond..., van desfilando por estas páginas para darnos una visión general de las obras y personajes más conocidos de esta infravalorada literatura.

Como homenaje a esta literatura popular, y durante unas semanas, traeré a esta entrada alguna de sus colecciones más representativas, colecciones que durante décadas inundaron los quioscos de toda la geografía patria.

 

"Cocoliche y Tragavientos", los reyes del detectivismo, fueron la versión paródica y guasona de Sherlock Holmes y su ayudante Watson. Gozaron de una indudable comercialidad, hecho que les condujo a estar un amplio periodo en los quioscos de todo el país. Como la mayoría de los folletines, estaba ilustrado con pequeños dibujos; en este caso a cargo de C.Rojo. 

 

 

 

A principios de siglo, folletines como este de "Los vampiros del aire" inundaban los puestos de venta. La Editorial Marco fue la responsable del lanzamiento de los fascículos de estos vampiros humanos, corriendo los guiones a cargo de Canellas Casals, uno de los más prolíficos autores de la literatura popular. Años más tarde, e ilustrados por Boixcar y Darnís, los vampiros volvieron a los quioscos para quedarse en ellos unas semanas. Se reproduce la portadilla del nº12 de este folletín.

 

 

Basados en la célebre creación de Johnston McCulley, he aquí los folletines apócrifos de "El Zorro". El éxito del personaje en el cine propició la aparición de innumerables publicaciones que le tenían como referente. Las ilustraciones eran de Donaz.

 

 

En otra parte de este blog hemos hablado de la enorme influencia que, durante años, tuvo el mundo del circo sobre los tebeos. La novela popular, como hermana de la historieta que era,  también recogió en sus páginas el universo mágico que latía bajo la carpa circense para narrar algunas de sus más interesantes aventuras. Debajo de estas líneas, portada del nº3 de "Bird, el pequeño saltimbanqui". Su autor fue un tal Eleme, un seudónimo utilizado en otras obras, como las de Pick Will y Nick Grey.

 

  

 

Ayer como hoy, el cine ha tenido una gran influencia sobre la novela popular y los tebeos. Buena muestra de lo dicho es la colección "Biblioteca-Films", colección que, a lo largo de varios años, llevó a los quioscos y librerías de toda España las versiones noveladas de los principales éxitos cinematográficos del momento. Se presenta aquí la portadilla del nº269, correspondiente al film "Río turbulento", película protagonizada por Tom Mix, uno de los cow-boy más conocidos de la génesis cinematográfica.  

 

 

Otro de los grandes héroes del folletín fue Marcel Dunot, más conocido con el apodo de "El Rey de los Boxeadores".  La colección, ilustrada por Pertegás, fue editada por la Editorial Guerri de Valencia a principios de los años treinta del pasado siglo.

 

 

E. Heras Editor presentó las andanzas de "Enigmas, el bandido invisible" como más interesantes que las protagonizadas por otros personajes muy conocidos de la literatura popular por aquellos años: Las de Enigmas superarían. según él, las de Rocambole, Fantomas o Jaime el Destripador (más conocido como Jack). He aquí la portada del número 15 de este enmascarado de ojos de sapo.

 

   

 

Durante muchos años, el género del Oeste gozó de la aceptación de los lectores. He aquí el primer número de "Harry Bill", cuyas aventuras fueron puestas a la venta por la Editorial Iris.

 

 

Bajo el extraño nombre de "Stoerte- becker. Un capitán de 18 años" se narraban las andanzas y peripecias de un célebre pirata alemán, famoso, entre otras muchas cosas,  por haber escondido una inmensa cantidad de oro y piedras preciosas en una ignota roca insular; tesoro que, parece ser, todavía era buscado por algunos cazatesoros a principios del siglo XX. En su bajel de guerra "El Ariete" recorrerá los mares, desde las montañas de hielo del polo Norte hasta los cabos tormentosos de las zonas australes, siempre en defensa de los débiles y oprimidos. O al menos eso decía la publicidad de la publicación.  

 

 

A principios de los años treinta, otro héroe, El Sheriff, el gran sheriff especial de las fronteras, arrasaba en los puestos de venta de todo el país. Junto a sus amigos Porthos - llamado así por ser un ávido lector de las novelas de Dumas -, y el chinito Pete, se enfrentaría a los malvados más poderosos y crueles que se iban cruzando en su camino a lo largo de sus innumerables aventuras.  

 

 

Otro de los héroes del folletín fue "Polo, el Coloso de la Pradera", que contaba, en portadas e interiores, con unas bonitas ilustraciones de Donaz. He aquí una de sus más bellas portadillas. Corresponde a su número 1, presentado como si de una tira de celuloide de película se tratase.

 

 

De la misma editorial que "Polo", es decir, de "El Gato Negro" -después Bruguera-, es esta otra colección de folletines de "Tabú", uno de los pocos héroes negros de nuestra literatura popular. El folletín tuvo su reedición en los años cuarenta de la mano de la misma editorial.

 

 

 

Uno de los personajes más famosos de la literatura popular, Dick Turpin, el bandido generoso, también gozó de su publicación folletinesca. Corrió a cargo de la editorial Sopena, publicándose 58 títulos de bellas portadas. He aquí la de su número 15.

 

 

Otro de los folletines que El Gato Negro editó fue éste de "Barrabás, Bimo y Centella", subtitulado "Aventuras de un atleta, un pequeño detective y un perro policia". Las ilustraciones corrieron a cargo de Boix y Donaz.

 

 

Otra colección de indudable éxito fue esta de "Lucha de razas. Pieles Rojas contra blancos". Los diferentes números narraban la vida de los más importantes caudillos de los indígenas norteamercianos, y sus luchas contra los blancos que se introducían en sus territorios.                                 

 

 

 

Ya antes de la Guerra Civil española llegaron a las librerías y quioscos de todo el país, y de la mano de la editorial Molino,  las novelas de Fú-Manchú, personaje creado por Sax Rohmer que gozó de un indudable éxito entre las capas populares de todo el mundo occidental. Recordemos aquí el mítico film "Los tambores de Fu-Manchú", muy recordado por los que, ya con cierta edad, pudieron verlo en las pantallas de toda España. 

 

 

El peligro amarillo también tuvo su presencia en estas novelitas escritas por Fidel Prado, uno de los más conocidos escritores de literatura popular,  e ilustradas por Tomás Porto.  Su título: "El Dragón de Fuego". La edición corrió a cargo de la editorial Bruguera.

 

 

 

Tras la Guerra Civil española, la editorial Molino regresó con nuevos bríos a editar en nuestro país, huérfana como estaba de personajes como "La Sombra", "Doc Savage"... De esta nueva etapa son héroes como los afamados "3 Hombres Buenos", que José Mallorquí, el celebrado escritor de "El Coyote", escribió escondido bajo el seudónimo de Amadeo Conde.

 

    

 

Otro personaje de la  nueva hornada de Molino fue Ciclón, un santanderino con fama de intrépido y gran aviador que intentó emular las hazañas de otro novelesco as de la aviación: Bill Barnes. Las novelas de "Ciclón" fueron escritas por Avilés de Balaguer, seudónimo de Manuel Vallvé López.

 

 

Alce Bill fue otra inolvidable colección editada por Molino. Bill era el hijo de Alce Blanco, personaje de otra de las colecciones de esta editorial. Con tan sólo 20 años el destino le depararía grandes aventuras surgidas de la pluma de J. M. Díez Gómez. He aquí la portadilla del nº1 de esta colección. 

 

 

Otra colección que gozó de indudable éxito fue esta de "Misterio", en la que colaboraron algunas de las mejores firmas del momento. Fue editada por Ediciones Clíper, la de "El Coyote", presentando obras de autores como Hipkiss, Wallace, R. Kitchell...Se presenta aquí la portadilla de una de las novelas escritas por Hipkiss, el autor de "El Encapuchado".

 

 

Otro de los grandes de la literatura popular fue Debrigode, el autor de "El Pirata Negro" (colección que firmó como Arnaldo Visconti). Aquí os presento uno de los episodios de la colección "Guante Blanco", colección que fue editada en Barcelona por la editorial L.E.S.T.E.R.

 

 

 

Dentro de la Colección Miedo se publicaron estas novelitas del periodista Bob Lester, que fueron firmadas por Guillermo López Hipkiss. Se publica aquí la portadilla del primer

número. En total fueron siete las que vieron la luz en la imprenta  de la editorial Clíper.

 

 

No podía faltar en este recopilatorio de algunas de las más colecciones más conocidas de la novela popular el célebre "El Coyote". Personaje creado por José Mallorquí para la colección "Novelas del Oeste" y que, gracias a su éxito, paso a tener colección propia de la mano de la editorial Clíper. Fue ilustrado inicialmente por Alejo Coll, un único título,  para posteriormente serlo por Batet, cuyo grafismo marcó indeleblemente la creación del catalán. Tebeos, juguetes, cine, radio..., llevaron a la cúspide al personaje, siendo reeditadas sus aventuras casi hasta la fecha. 

 

 

Del mismo Mallorquí fue esta otra creación editada bajo el título de "Jíbaro". Para muchos, la mejor obra salida de su fértil pluma.

 

 

Otro conocido personaje de la Clíper fue "Ray Miller". Escritas bajo el seudónimo de S. Arnold, las novelas fueron ilustradas por F. Batet. Género western, muy del gusto de la época. 

 

  

 

Aunque vestía de verde, como otro famoso Cosaco, nada tenía que ver Kóssac con aquél. Kóssac, el héroe de estas aventuras publicadas por la editorial Bumerang,  fue creado por Egor Jernovich, e ilustrado por Athos Cozzi, un fenomenal dibujante de aquellos años que se asentó en España durante la Guerra Civil tras dejar su Italia natal. Se reproduce la portadilla del número 1.

 

  

 

"El Zorro", el conocido personaje creado por Johnston McCulley en "La madición de Capistrano", dio origen a un buen número de nuevos héroes enmascarados, aunque en esta ocasión este Zorro tuviera más de Coyote que de Zorro. He aquí la portada del número 1 de "El Zorro" de J. Salgado.

 

 

De Juan Antonio de Laiglesia, que escribió muchas de sus creaciones como Tony Lay, traigo aquí la portadilla de su colección "El Inspector Pif", que el autor entregó dentro de la colección Cinestampas para la editorial Saturnino Calleja. Muy pronto, de este autor hablaremos en "Cuadernos de la Historieta Española", ya que, además de fabuloso creador de novela popular , fue también uno de los mejores guionistas de nuestro tebeo.

 

 

 

De la mano de Batet y J. León, El Coorsario Azul gozó de una doble vida, tanto en las novelas homónimas como en los tebeos.. He aquí la portadilla del número 1 de esta colección de piratas y corsarios.

 

 

 

El Inspector Vega y su secretaria Sonsoles son recordados como una pareja muy dada a meterse en líos. Marcianos, resucitados, vampiros..., fueron algunos de los enemigos con los que lidiaron los dos intrépidos personajes. Sus novelas fueron escritas por Juan Antonio de Laiglesia, siendo publicadas por la editorial Calleja.  

 

  

 

Bruce Nolan, de Gerard L. Henrich - presumible seudónimo bajo el cual algunos creyeron ver la pluma de Hipkiss-, llenó de aventuras, misteriores y terrores las lecturas de los jóvenes lectores que se atrevieron a atravesar el umbral de sus  prometedoras portadillas. La edición corrió a cargo de Clíper. Las portadas eran, una vez más, del genial F. Batet.

 

 

 

Otra colección policiaca de renombre fue esta de Wallace. He aquí la portadilla del número 1 de la segunda época de esta interesante colección. Fue escrita esta novela por un tal Tono Hathaway, un autor norteamericano, según se nos decía en la contraportada, famoso por sus crónicas de la II Guerra Mundial que escribía para la revista "California-World".

 

 

"Dos pistolas", la colección de novelas que presento a continuación, fue escrita por Fidel Prado y publicada por la editorial Bruguera hacia 1945.

 

 

Otro conocido héroe de Debrigode fue "El Capitán Pantera". Editadas por la editorial Lux, sus novelas narraban las arriesgadas peripecias en del capitán Ross Maloney en los exóticos parajes del océano Indico.

 

 

 

"La espada justiciera", primer número de "El Pirata Negro", abrió el largo periplo vital de esta colección editada por Bruguera y escrita por Arnaldo Visconti. Es decir, Debrigode Dugui. Su éxito propició varias ediciones en novela  y unos tebeos dibujados por Luis Gago, uno de los hermanos de Manuel Gago, el creador de "El Guerrero del Antifaz".

 

 

Menos apuesto que el anterior, pero igual de osado,  fue este otro héroe conocido con el apodo de "Mike Palabras", agente del gobierno estadounidense en la lucha contra los facinerosos de todo tipo. Jorge Gubern fue su creador literario.  Batet el que le dio su imagen gráfica.

 

 

Otro héroe de Arnaldo Visconti para Bruguera fue "El Halcón", un enmascarado patriota, cínico y algo escéptico que lucha contra los malhechores de turno. Las ilustraciones de las portadas, al igual que en "El Pirata Negro", corrieron a cargo de Provensal.

 

  

 

Con portadas de Vañó, el dibujante de "Roberto Alcázar y Pedrín", la editorial Valenciana publicó "El Vengador del mundo", colección de novelas que tuvieron su versión en historieta de la mano de Marculeta.

 

 

 

Fruto del éxito de los tebeos de "El Pequeño Luchador" fue esta colección corta colección de novelas escritas por P. Quesada e ilustradas por Gago y Pertegás.

 

 

Federico Mediante escribió esta serie de novelas sobre un vengador fantasmal conocido con el sobrenombre de El Yacaré. Asesinados sus padres y hermana por unos facinerosos, el joven Rolando Dorrego decidirá dedicar su vida a vengar la muerte de sus familiares e imponer la justicia en las salvajes tierras que habita. La colección fue editada por la pequeña editorial madrileña Ediciones España.

 

 

 

Otro héroe de indudable éxito fue "El Encapuchado". Colección de novelas escritas por Hipkiss para Ediciones Clíper que, incluso, tuvo su versión en historieta de la mano de Alejandro Blasco. Se reproduce la portadilla del número 15 de la primera época.

 

 

 

La colección "Gente de Bronce", de la editorial Ameller, recogía las andanzas de algunos de los más conocidos bandidos de épocas pretéritas: Luis Candelas, Diego Corrientes, José Mª El Tempranillo... He aquí la portada de una novela de esta colección, número que se dedicó a Juan de Serrallonga.

 

 

La pequeña, en formato, colección "Safari", de la editorial Magerit de Madrid, contó con una buena colección de relatos plagados de exotismo y aventura. Las portadillas corrieron a cargo de A. Leal, que mejoró su trabajo con respecto a otros anteriores.

 

 

Del mismo autor que Alce Bill, J. M. Díez Goméz, es esta otra colección de novelas de BillY Colt. La historieta continúa con el nieto de Alce Blanco.

 

 

La Editorial Molino, que trasladó a la Argentina la mayor parte de su actividad editora cuando comenzó la contienda bélica del 36 en nuestro país, se especializó durante años en novela popular. He aquí una de sus más conocidas colecciones: La Biblioteca Oro. En su serie Amarilla, que es la que aquí presentamos, publicada género policiaco de calidad, como esta novela del famoso detective asiático Charlie Chan.

  

 

La colección Malla, que se inauguró con la novela "V-74. El justiciero del mar", Estaban escritas por un tal James Blay Zubiri, que afirmaba en este primer número que todo lo que iba a contar en sus relatos eran vivencias propias. No se lo crean, todo era producto de su imaginación.

 

 

Exotismo, aventura, misterio y terror fueron algunos de los  ingredientes de estas novelitas escritas por Fidel Prado bajo el título de "La secta de la muerte". Fueron publicadas por la Editorial Bruguera con unas atractivas portadas, lo que redundó en su relativo éxito.

 

 

 

La Editorial Gerpla publicó estas aventuras de "El Capitan Drummond", basadas en una célebre película de los años veinte, personaje siempre dispuesto a enfrentarse a las fuerzas malignas del hampa internacional.

 

 

 

Una colección de indudable éxito fue ésta de "Viajes y aventuras". Editada por la editorial Maucci, contaba con el aliciente de que muchos de sus números estaban ilustrados por G. Iranzo, el después muy conocido autor de "El Cachorro".

 

 

La editorial Molino publicó durante años las trepidantes aventuras del científico Doc Savage, un forzudo hombre de ciencia que se enfrentaba al mal con un equipo de colaboradores. Se presenta aquí la escelente portadilla del nº6.

 

 

 

Contemporáneas de "Doc Savage" son las correrías noveladas de este otro personaje de los pulp americanos: "La Sombra". Editadas por Molino, la escalofriante risa del embozado personaje dejaba helados a los más sádicos representantes del mundo del hampa. He aquí la portada del número 1 de esta colección.

 

 

Uno de los mejores y más prolíficos autores de la novela popular española fue José Mallorquí (ver notas sobre El Coyote y Jíbaro). "La novela deportiva" fue otra de sus creaciones para la editorial Molino. Os presento la portadilla del número dos, con temática dedicada al boxeo, deporte que hacía furor por la época.

 

 

Otro personaje que disfrutó de un relativo éxito fue Jim Wallace (es decir, Nick Carter). Serie de novelas editadas en los años cuarenta por la editorial Molino en versión de José Mallorquí dentro de la colección "Hombres Audaces".

 

 

 

Las "Aventuras de Jim Texas" fueron escritas por Fidel Prado para la editorial Bruguera. Las ilustraciones interiores corrieron a cargo de Cifré, dibujante muy habitual por esta época en este tipo de publicaciones.

 

 

 

Rafael Molinero, uno de los seudónimos de Guillermo López Hipkiss, firmó estas novelas de "Yuma"  publicadas dentro de la colección "Hombres Audaces". Una increíble capa, que le dotaba de invisibilidad a los ojos de los malhechores, le permitía luchar contra el crimen organizado. Fue la réplica española a las novelas de "La Sombra".

 

 

 

Dentro de la "Colección Hombres Audaces", J. Figueroa Campos, seudónimo utilizado por José Mallorquí, publicó "Duke", serial detectivesco con ilustraciones de Bocquet -portadas-, y Carlos Freixas, interiores.

 

 

Otra afamada colección de Clíper, que tenía como marco de la acción los salvajes y peligrosos ambientes del Oeste norteamericano y los de los más sureños de México, fue ésta de "Pueblos del Oeste", colección en la que colaboraron los más prestigiosos escritores que trabajaban en ese momento para ella.

 

 

Otro personaje dentro de la Colección "Hombres Audaces" de Molino fue ésta de "Hércules", cuyos episodios fueron escritos por Adolfo Martí. El nombre del personaje lo dice todo.

 

 

Parajes exóticos y peligrosos fueron el marco de la acción de esta colección de novelas publicadas por la Editorial Bruguera en los años 50. La Colección Congo fue ilustrada por varios dibujantes, en el caso de este número 4 por Javier Puerto.

 

 

"Futuro" fue una colección dirigida por José Mallorquí y editada por ediciones Futuro de Barcelona en los primeros años cincuenta del pasado siglo. En este caso presento la portadilla del nº31, obra de Chaco Pino. El autor fue S. Benet.

 

 

Otra colección dedicada a la SF en los años 50 fue ésta de "Robot", escrita toda ella por Alan Comet, seudónimo utilizado por Enrique Sánchez Pascual.

 

 

Nuevamente Francia, en la época del Rey Sol, es el escenario de aventuras de capa y espada, aquí con un protagonista apodado "Capa Roja". A. Cienfuegos la escribió para la Editorial Valenciana.

 

 

Otra mítica colección de la novela popular española fue ésta de "Luchadores del espacio": Colección editada por la editorial Valenciana a partir de los cincuenta. Muy celebrado fue el serial de "La Saga de los Aznar", publicado dentro de ella.

 

 

Con la colección "Espacio. El mundo futuro" de Toray doy por finalizado este pequeño repaso a algunas de las más importantes colecciones de la novela popular española. De todas formas, ya sabéis que he comenzado a catalogar algunas de ellas. Si os interesa el tema no tenéis más que visitar de vez en cuando este blog y acceder a las fichas correspondientes a la novela popular.

 

 

( Fin)

 

Comentarios

Se trata de un folletín. De la editorial El Gato Negro.Fueron 32 cuadernillos los que se publicaron de este personaje.

la coleccion polo coloso de la pradera es folletin o tebeo? saludos jose

Efectivamente, en la novela popular, como en la viña del Señor, hay de todo, bueno, regular y malo. Unos las buscan por su contenido, otros por su continente. ¡Qué bonitas portadas abren muchas de ellas! Los títulos que citas son clásicos de las literaturas de kiosco y, como es de suponer, aparecerán en esta entrada en unos días con su breve comentario. Buen puente.

La novela popular siempre me ha parecido sumamente atractiva, al margen de su calidad, no siempre tan mala como se suele decir. Despreciada por varios sectores (aunque hay algunos intelectuales de cierta categoría que la defienden a capa y espada: Sabater, De Cuenca...), la literatura de kiosko ha sido fundamental para por lo menos dos generaciones. Yo también me he criado en parte con ella y es para mí un referente que nunca olvidaré. Todavía guardo, por supuesto, las novelas del Coyote, el Encapuchado, y los bolsilibros de ciencia ficción y del oeste, que eran las colecciones que más me gustaban y de las que en ocasiones sigo buscando ejemplares. Abrazos

Añadir un Comentario: